Ballroom in Mars

Information

This article was written on 15 ene 2014, and is filled under Música.

Current post is tagged

, , ,

Tamaryn. Música, languidez y un poco de éter

Andamos necesitados de reductos de evasión pura. De no-lugares que nos impidan prenderle fuego a todo. Rincones situados en el reverso de nuestra mente, a salvo de esa realidad por momentos tan insustancial (y tan insuficiente). Hay discos –como éste del que me dispongo a hablar- que nos abren una puerta a ese lugar suspendido en el tiempo. Ya sabéis, discos que te llevan lejos sin moverte del sitio.

Hace ya cuatro años de la publicación de “The Waves” (Mexican Summer), el álbum de debut de Tamaryn. Una banda a la que auguré (erróneamente) un brillante porvenir después de deslumbrarme con su directo. Fue un encuentro casual, una noche de diciembre de 2010 en la sala Paradiso de Amsterdam. Recuerdo que quedé engullida por el solapamiento de capas de sonido etéreo, los teclados telúricos y las guitarras, que eran todo ecos y reflejos. Un sonido natural y artificioso a partes iguales.

Y además, una voz muy especial. Femenina, ronca y traslúcida al mismo tiempo, que arrastraba las palabras, disociándose del ritmo por momentos, sin apresurarse ni oponer resistencia.

ta
Sobre el escenario, una figura flaca y desgarbada, con pretendido aspecto de nueva romántica. Sus movimientos eran lentos, en permanente escorzo. Orgánicos pero no del todo humanos, como imitando el vuelo de un pájaro antediluviano. El gesto, inexpresivo y distante. Pensé entonces que la presencia escénica siempre será importante. Que nunca debemos despojar a la música de sus enigmas.

Come down to the surface
the surface reflects the light
Beneath the outer
the darkness obscures the light
Come down to the shallows
in contours
out of the rivers
your sea pours
wait for the water
to claim you
your sea returning

Into the waves
into the wind waves
Into the waves
curling heights

portada tamaryn

Portada del primer disco de Tamaryn, “The Waves” (Mexican Summer, 2010). Parece una pintura de Friedrich

Escuchas a Tamaryn y te viene a la memoria la atmósfera extraña de Cocteau Twins, pero más cálida; la saturación de sonido de My Bloody Valentine, pero sustrayéndole ruido y volumen; el folk oscuro y melancólico de Death in June, pero menos perturbador y atormentado. Sí, nada nuevo bajo el sol. Ahí están todos los ingredientes del shoegaze, del dream pop, el rock gótico. Y aún así…

 

tamaryn2

 

Es ese tipo de música que acelera el pulso y ralentiza la respiración. En lugar de moverte a pensar, te invita a zambullirte en un océano de imágenes aleatorias, lo que no deja de ser un noble objetivo. Porque de vez en cuando necesitamos música sin historias, sin narrativa. Sin los demás.

 

Aunque en directo van acompañados de batería y bajista, la formación de Tamaryn está compuesta por la cantante neozelandesa Tamaryn y el guitarrista y productor Rex John Shelverton.

7”: “Weather War” y “Mild Confusion/Light Shadows”
EP: “Led Astray washed ashore”
LP’s: “The Waves” (Mexican Summer, 2010) y “Tender new signs” (Mexican Summer, 2012)

 



Deja un comentario


+ 4 = diez